Blog

El empleo cambia pero, ¿Están cambiando los RR.HH. también?

Coen Brandsma 05 junio 2017

Lo escucha. Lo ve. Pero sobre todo, lo experimenta. Las organizaciones están luchando con la disparidad en cómo las diferentes generaciones perciben el trabajo. Debido a los muchos avances tecnológicos, la velocidad con que nuestra sociedad ha cambiado en los últimos diez años no ha tenido precedentes. El cambio se ha convertido en un factor constante en nuestra sociedad. Ahora pasamos muchos días al año haciendo todo a través de nuestros teléfonos inteligentes. Las generaciones más jóvenes han crecido con nuevas tecnologías. Quieren tener el control de ellos mismos y establecen requisitos diferentes a las empresas. ¿Qué significa esto para los empleados, la organización y para los recursos humanos? ¿Y cómo podemos lidiar con estos cambios? Estas son las preguntas que ocupan muchas organizaciones.

Un niño de 3 años me hizo reflexionar

Los baby boomers, la generación X, la generación Y, la generación Z, y todas las generaciones futuras: gracias al crecimiento exponencial de las innovaciones tecnológicas, nuestro acercamiento al trabajo ha cambiado completamente y seguirá cambiando de generación en generación. No hace tanto tiempo que trabajar en casa simplemente no se hacía. El trabajo y la vida privada estaban estrictamente separados. Esta es una situación que es difícil de imaginar ahora, dadas todas las tecnologías que tenemos a nuestra disposición.

Otro ejemplo: hubo un tiempo en que los empleos duraban 25 años y esa era la norma. Pero si habla con miembros de la generación X, Y o Z ahora, sólo unos pocos dirán que les gustaría trabajar en una organización durante un periodo tan largo. ¿Qué significa esto para la política de recursos humanos? ¿Y qué hay de la legislación y los reglamentos, o los convenios colectivos de trabajo? ¿Se han ajustado a esta nueva situación?
Y ese no es el final. Las cosas que nos parecen evidentes ahora pueden haber cambiado completamente para mañana. En el supermercado el otro día, oí a un niño de unos tres años preguntarle a su madre: "Mamá, ¿por qué todavía tenemos tiendas?, ¿Nos pueden entregar las compras en nuestra casa, no?" 

¿Por qué seguimos haciendo las cosas que estamos acostumbrados a hacer?

La pregunta que hizo este niño es el tipo de pregunta que debemos hacernos con más frecuencia. ¿Por qué seguimos haciendo lo que siempre hemos estado haciendo? El mundo que nos rodea está cambiando. Pero por alguna razón, a menudo todavía tratamos de organizar las cosas como si nada hubiera cambiado. ¿No está de acuerdo en que esto también se aplica a los recursos humanos?

La gestión del talento es un buen ejemplo de ello. La gestión del talento suele tratarse de política, de procesos, de normalización. La perspectiva de la organización ocupa un lugar central. Eso es lo que estamos acostumbrados. Pero ¿qué pasa con el riesgo de que cualquier política sea anticuada en el tiempo que la implementemos? ¿No debemos centrarnos más en los deseos y expectativas cambiantes de los empleados? Creo que ahora es el momento de considerar las necesidades, impulsos y valores de los empleados jóvenes y viejos, y para mapearlos y anticiparlos.

Otro ejemplo es el de los procesos administrativos de recursos humanos. Muchas organizaciones todavía están luchando para conseguir "lo básico" bien, el uso de papeleo y listas de Excel. Una pérdida de tiempo. La digitalización de archivos de nómina, cambios, información en tiempo real sobre hechos y cifras: sólo algunos ejemplos de acciones obvias de digitalización. En un momento en que el cambio es el factor constante, cuando las tecnologías hacen el trabajo más ligero, y las brechas entre las generaciones son cada vez mayores, es hora de que el departamento de recursos humanos se una al cambio. ¡Y lo lidere! Comience a digitalizar sus procesos ahora.

Hay un proverbio que dice: "Si haces lo que has estado haciendo, obtendrás lo que ya tenías". Ese es el cambio mental que tenemos que hacer.

Centrarse en las personas, en lugar de en la tecnología

A menudo hay una voluntad de cambiar. Trato cada día con organizaciones que están considerando un nuevo software de Recursos Humanos. Eso es genial, por supuesto. Pero pensando en las preguntas que las organizaciones tuvieron hace diez años cuando estaba dando los primeros pasos en los recursos humanos, y comparándolas con las preguntas de hoy, en realidad poco han cambiado. Creo que es bastante impactante. Las organizaciones todavía están luchando por digitalizar sus procesos de recursos humanos, o están decepcionados por los resultados de sus esfuerzos de digitalización.

¿Por qué lo dirigimos mal? Ya he insinuado la respuesta anterior: Creo que no nos centramos suficiente en el usuario final - el empleado y sus necesidades individuales. En general, hay cuatro grupos para los que la digitalización de los procesos de recursos humanos tiene sentido: la junta directiva, el departamento de Gestión de Recursos Humanos, los managers y los empleados. En el 95% de todas las implementaciones que coordiné, las organizaciones comenzaron a partir de las necesidades de la organización (especialmente las del consejo y el departamento de Gestión de Recursos Humanos). Eso es bastante comprensible, pero ¿dónde está la perspectiva del manager o del empleado?

El departamento de Recursos Humanos trata de personas. Pero los empleados rara vez se hacen la pregunta: ¿qué sería útil para usted? Tampoco se pregunta a los managers : ¿qué mecanismos de orientación necesitan? Con ello estamos perdientdo muchas oportunidades.

Empleados al control

Información - ahora mismo! La gente quiere ver, sentir y experimentar. En el momento y lugar que quieran. Información rápida y comprensible a través de aplicaciones, amplia información a través de portales. Eso es lo que los managers y los empleados están buscando. Quieren tener el control ellos mismos. La tecnología hace esto posible, pero requiere más que sólo la tecnología de las organizaciones: es principalmente un cambio en la mentalidad. Una mentalidad a partir del empleado y su mundo cambiante.

Es hora de que este cambio de mentalidad se ponga en marcha dentro del departamento de Recursos Humanos. Usted puede comenzar planteando a sus empleados una pregunta: ¿cómo podemos asegurar hoy que usted pueda destacar mañana? Este podría ser el punto de partida más importante para realmente eliminar los temores y preocupaciones de los empleados y para permitir que los empleados de todas las generaciones diferentes puedan desarrollar plenamente sus talentos.

 

 

0

Comentarios

Publicar un comentario

Coen Brandsma

HRM specialist

Can you keep our users happy by keeping our software fast and always available? Apply for our #DevOps #vacancy https://t.co/xZZErq6L7y