Blog

¿Cómo puede RRHH fomentar que los compañeros colaboren más?

05 julio 2016

Hace poco, me encontraba escuchando una charla de nuestro director general. Estaba haciendo un recorrido por todas nuestras oficinas para hablar sobre las prioridades para los próximos dos años, y lo que siguió fue una historia inspiradora sobre colaboración, cohesión y toma de responsabilidades. Su mensaje sobre la solidaridad y sobre aprovechar al máximo el talento de los demás me fascinó particularmente. 

En el día a día, la colaboración interna dentro de una organización no siempre fluye, especialmente cuando tienen que trabajar juntos diferentes departamentos. Muchas veces esto tiene que ver con la cultura de la organización y con cómo se organiza el trabajo.

La conferencia de nuestro director general me llevó a pensar en cómo se puede estimular a la gente y a los departamentos a trabajar juntos, y creo que hay cinco maneras de conseguirlo. 

1. Liderazgo

Trabajar juntos empieza por el liderazgo. Un buen directivo da ejemplo al colaborar con otros departamentos. Un buen directivo también elimina cualquier procedimiento que se haya convertido en un obstáculo para la colaboración. Por supuesto, los procedimientos tienen una función específica, pero no deberían utilizarse para proteger los intereses de uno en detrimento del interés colectivo. Cuando esto pasa, es tarea del directivo explicar que las cosas se pueden hacer de otra forma.

¿Qué puede hacer RRHH?

RRHH puede proporcionar liderazgo y comportamiento ejemplar. Por ejemplo, organizando programas de liderazgo en los que los directivos realicen tareas juntos y discutan sobre su desarrollo personal. Es importante que los directivos conozcan sus puntos débiles y fuertes y los de los demás para poder desarrollar confianza mutua, tendiendo así más a la cooperación. Y, de hecho, los empleados copiarán este comportamiento de sus superiores.

2. Pensamiento colectivo

En nuestro trabajo, podríamos acentuar más la unión y centrarnos menos en las diferencias entre compañeros. El pensamiento colectivo no equivale a estar siempre todos de acuerdo, sino que se concentra en formar un frente común: un frente de compañeros con ideas afines que creen en un camino y se atienen a él. A este respecto, todos los empleados de una cadena tienen su propio valor añadido. Un vendedor es igual de valioso que un consultor o un gestor de nóminas. Juntos trabajan con un solo objetivo: clientes satisfechos. Los directivos tienen que asegurarse de recalcar estos objetivos comunes cada día. 

¿Qué puede hacer RRHH?

RRHH puede contribuir estructurando la organización sobre la base de la igualdad y favoreciendo el sentimiento de unión, empezando por reconocer los talentos de las personas y conectándolos. Desde el valor añadido de los empleados desde una perspectiva más amplia y no presta demasiada atención a las distinciones tradicionales entre puestos, tareas y departamentos. También es importante facilitar colaboraciones entre diferentes departamentos sobre la base de objetivos comunes. Las personas tenderán más a contactar entre ellas si comparten objetivos.

3. Feedback

Debería haber un debate continuo sobre el desempeño de los empleados entre cada uno de los empleados y entre los empleados y sus superiores. Emitir y recibir feedback contribuye mucho a la cooperación. Como consultor de producto, yo trabajo en un puesto bastante independiente. He aprendido que evaluar y ser evaluado es algo que realmente hay que organizar porque, si no, no se hace. Y, para ser francos: el feedback también da miedo. Puede ser muy intimidante evaluar el desempeño, actitud y habilidades de los demás. Pero lo cierto es que nos hace más fuertes juntos. Especialmente si se reafirman los puntos fuertes de los demás, en vez de centrarnos solo en las debilidades. 

¿Qué puede hacer RRHH?

RRHH puede ayudar a organizar un proceso de feedback continuo, por ejemplo, usando herramientas que inciten a que los empleados hablen, como el feedback  de 360º. Me parece que RRHH también debería crear una nueva política que asegure el debate continuo sobre desarrollo entre directivos y empleados. En el ciclo de revisión tradicional, el feedback se limita a un par de veces al año. Esto hace que el feedback esté cargado emocionalmente de antemano, ya que está asociado con actividades valorativas. El feedback debería estar más enfocado a un proceso de aprendizaje continuo. Es como poner un espejo delante de los demás para el beneficio común.

4. Premiar el desempeño de equipo 

Pienso que el esquema de incentivos individuales es uno de los factores que más afecta a la cooperación. ¿Cómo recompensar a un individuo por algo que casi siempre ha sido logrado por un grupo? ¿Cómo premiar a un vendedor que recibió información del departamento de producto y ayuda de un consultor a la hora de hablar con el cliente? En la práctica, al vendedor se le evalúa por "cumplir el objetivo", cuando lo cierto es que hay varias personas implicadas. Esto promueve el comportamiento individualista, con compañeros que no se ayudan entre sí porque no "sacan nada de ello". Una idea mucho mejor es premiar el desempeño de equipo.

¿Qué puede hacer RRHH?

Conceder una mayor prioridad al desempeño de equipo en su política de remuneraciones. Y visibilizar el desempeño de equipo en la organización. Se debe pensar en otras formas de recompensar a la gente, aparte del dinero. Personalmente, a mí me encantaría una recompensa en forma de matrícula total o parcial de un curso de formación. Y este curso también supondría un valor añadido para el equipo y para la organización. 

5. Conectar diferentes generaciones

Mi experiencia es que destacar las diferencias entre generaciones puede ser un obstáculo a la hora de trabajar juntos. En una entrada de blog anterior, escribí sobre las necesidades y valores de la generación Y. Pero, curiosamente, muchos compañeros de más edad se sintieron identificados con mi historia. Esto me hizo pensar: a fin de cuentas, se trata sobre todo de los valores y necesidades que compartimos, da igual a qué generación pertenezcamos. Podemos aprender mucho simplemente hablando entre nosotros.

¿Qué puede hacer RRHH?

Estimular que diferentes generaciones trabajen juntas, asociando compañeros con mucha experiencia con otros más jóvenes que aún estén aprendiendo el oficio. Los conocimientos de los empleados mayores tienen un incalculable valor para los que empiezan. Por otra parte, un compañero con más experiencia también puede aprender del enfoque más fresco de alguien que está empezando. Hay que lograr que estos dos mundos se encuentren.

Conclusión

Trabajar juntos no es algo que se produzca por sí solo. El colaborar o no suele depender de la cultura de la organización. RRHH puede marcar aquí la diferencia. RRHH tiene un honroso papel a la hora de asegurar que los compañeros colaboren más y sean recompensados por su trabajo en equipo. ¿No sería genial que el desarrollo de los empleados fuese paralelo al de su equipo y al de la organización?

1

Comentarios

Leer más comentarios

Publicar un comentario