“El recibo electrónico tuvo una excelente aceptación por parte de empleados de todas las edades y niveles de educación”.

Caso por

CCU Argentina Marcelo Rudi
Gerente de RRHH

Productos en este caso

  • RRHH en la nube

Caso en resumen

CCU Argentina decidió emitir recibos electrónicos a sus empleados. Con esta solución en la nube disminuyeron los tiempos y trámites de envío, así como el seguimiento y recepción de los recibos firmados por los empleados.

Recibos electrónicos para obtener mayor confidencialidad y eficiencia

Con 1.600 empleados distribuidos en plantas, depósitos y oficinas de todo el país, la empresa líder en la fabricación de cerveza, CCU Argentina, necesitaba una solución para agilizar la entrega y recepción de recibos de sueldo detallados, así como la devolución de los mismos debidamente firmados por parte de cada empleado.

Para operar con recibos electrónicos había que cumplir con ciertos requisitos exigidos por organismos oficiales y el Ministerio de Trabajo de la Nación (registro de firmas, habilitaciones y autorizaciones).

Esta nueva modalidad debía implementarse en toda la compañía lo más rápido posible, para  facilitar la tarea general del área de Recursos Humanos y agilizar su operatoria de manera uniforme, aplicándose a todas las categorías de empleados. Además, había que convencer a los gremios acerca de sus beneficios.

Para Marcelo Rudi, Gerente de RRHHde CCU, implementar el recibo electrónico era parte de un plan de mejoras: “Además de ser una disposición legal, el recibo electrónico formaba parte de una estrategia de mejoras en la relación con los empleados y la comunicación de liquidación de sus haberes. Por esta razón, era importante elegir un buen proveedor. Elegimos el equipo con mayor expertise que ofreció la mejor solución para nuestras necesidades”.

La dupla ganadora: RH Pro y TrainSolutions 

Luego de sopesar diferentes alternativas, CCU Argentina decidió trabajar con Raet Argentina, su solución RH Pro y su partner estratégico para recibos electrónicos: TrainSolutions. 

El partner es especialista en la gestión de presentación de documentación y otros requerimientos exigidos por las autoridades oficiales para poder emitir recibos electrónicos. Cuenta con amplia experiencia en el mercado local (de 160 empresas autorizadas, 140 realizaron la gestión con TrainSolutions).

Se registraron las firmas digitales de los responsables de firmar los recibos de los empleados en las diferentes sucursales y se tramitó la autorización correspondiente ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Esas firmas quedaron registradas con hologramas, que representan el certificado de autenticidad de cada una y que se corresponde con un código encriptado.

“Además de ser una disposición legal, el recibo electrónico formaba parte de una estrategia de mejoras en la relación con los empleados y la comunicación de liquidación de sus haberes”.

No fue un obstáculo tener empleados de diferentes edades y con diferente nivel educativo o de conocimiento tecnológico -o ninguno- y con acceso a PCs e impresoras. Todos los grupos etarios se mostraron entusiasmados con la novedad.

“El recibo electrónico tuvo una excelente aceptación por parte de empleados de todas las edades y niveles de educación, así como de los sindicatos. Mejoramos sustancialmente la forma de comunicar el detalle de liquidación de todos y de cada uno de nuestros empleados, al igual que los tiempos de envío y recepción de información, sin importar la distancia. El abono mensual del servicio equivale a lo que antes gastábamos sólo en papel para imprimir los recibos”, afirmó Marcelo Rudi. 

También se trabajó con los diferentes gremios para divulgar esta novedad y comunicar sus ventajas. Todos los gremios acogieron muy bien la noticia y entendieron que se trataba de un beneficio para los empleados.

La solución tuvo un 100% de adhesiones y se adoptó rápidamente. 

Los recibos electrónicos aportan:

  • Mayor orden: el empleado debe firmar su recibo, de lo contrario, no verá los detalles del posterior.
  • Máxima confidencialidad: se resguarda la confidencialidad entre el empleado y la empresa.
  • Mayor eficiencia: se optimizan procesos y tareas.

Todos los empleados se entusiasmaron con la nueva modalidad y comenzaron a participar en forma proactiva, tanto para la operatoria básica como para informar sobre ajustes que era necesario tener en cuenta.

“El abono mensual del servicio es equivalente a lo que antes gastábamos sólo en papel para imprimir los recibos”.

Para quienes no tuvieran la infraestructura necesaria en sus sectores, la empresa decidió destinar ciertos espacios con acceso a PCs e impresoras, para que la gente visualizara sus recibos y los pudiera imprimir o guardar en PDF para imprimirlo en otro momento o lugar.

El empleado accede a través de la nube, desde cualquier lugar y en cualquier momento, con un número de usuario y una clave personal preestablecida. Raet, por su parte, actualiza permanentemente la base de datos del cliente. Según lo dispuesto por el sistema de recibo electrónico en Argentina, el empleado conserva esa información para toda la vida, más allá de las organizaciones para las que trabaje.

Acerca de CCU Argentina

CCU Argentina significa Compañía de Cervecerías Unidas de Argentina, líder en el mercado de bebidas. En la Argentina cuenta con 1.600 empleados distribuidos en su sede de Martínez (Pcia. de Buenos Aires) con oficinas y depósito. Sus plantas de fabricación se ubican en Luján (Pcia. de Buenos Aires), Santa Fe y Salta y cuenta también con otros depósitos en Munro (Pcia. de Buenos Aires), Rosario (Santa Fe) y Córdoba, y otras oficinas en Corrientes, Bahía Blanca (Pcia. de Buenos Aires) y Neuquén. En el Gran Buenos Aires trabajan con operadores que cuentan con recursos in- house.