Blog

Recursos Humanos está viviendo un cambio de paradigma en la primera parte del siglo XXI

Juan Pablo Quintana
Juan Pablo Quintana 03 enero 2018

Hay cinco nuevas tendencias en la gestión de Recursos Humanos actual:

  1. Employee Experience para tener colaboradores contentos y más productivos.
  2. Analíticos para mejorar la performance de gestión.
  3. Integración entre vida privada y laboral.
  4. Trabajar “de la mano” con el área de IT.
  5. Administrar la economía de los “Free lancers” (se estima que hacia 2020 serán un 50% de la fuerza de trabajo mundial). 

1. Employee Experience

Es muy importante promover una experiencia (laboral) satisfactoria para mejorar la productividad y la rentabilidad de las organizaciones.

En las empresas actuales, el sector de Recursos Humanos –o Gerencia de Personas- se ha vuelto un área estratégica. Hoy, no solo tiene a cargo la Gestión de nómina y asistencia, la liquidación de haberes sino, muy especialmente, todo lo relacionado con atracción y conservación de talentos, gestión de desempeño, Big data y analíticos predictivos para poder determinar si existe la posibilidad de llegar a perder un talento, cómo retenerlo, cómo hacer que su “experiencia en la empresa” sea agradable, con el fin de lograr compromiso y mayor productividad (Employee Experience). En los últimos años, han subido la carga impositiva y los costos por empleado en el mercado; para ser competitivos es fundamental mejorar la productividad, lo que llevará a una mayor rentabilidad. Es clave armar equipos exitosos con personas contentas de hacer lo que hacen, de estar donde están; así, serán más productivas y la empresa, con alta rentabilidad, a pesar de altos costos y cargas impositivas.

Buenas experiencias significa empleados contentos.

 

El logro de una buena Employee Experience (experiencia del empleado o experiencia de trabajo) depende de tres pilares esenciales:

1. Cultura organizacional – Determinar cómo se siente el empleado con referencia a la cultura organizacional reinante. Analizar cómo se comunican las cosas en la empresa, cómo se elaboran los mensajes, cuándo se comunica, etc. La Cultura organizacional está íntimamente relacionada con la comunicación, tanto escrita como oral y de “costumbres” que caracterizan los comportamientos y las interrelaciones de las distintas áreas de la compañía.

 

2. Entorno de trabajo amigable – El ambiente en el que la gente trabaja es fundamental. Actualmente ha evolucionado bastante la noción de un ambiente descontracturado, menos formal. Hoy en día está prácticamente instalada la modalidad de “home-office”, el trabajo a distancia, los espacios abiertos (open office) en los que la gente interactúa permanentemente también desde el punto de vista visual, incluso hay entornos que pretenden representar espacios similares a campus o cafeterías, para que la gente se sienta más a gusto con su “ambiente laboral”, para que se viva una “experiencia placentera”. Trabajo debe ser sinónimo de placer.

 

3. Tecnología de vanguardia – La utilización de dispositivos de alta tecnología en la vida privada hace que la gente traslade esa necesidad (esa costumbre) a su vida laboral. Las empresas tienen que velar por poner a disposición de sus equipos la tecnología más actualizada ya que ellos están acostumbrados a manejarse con ella en su vida personal. Incluso, hoy en día hay empresas que directamente le dan a sus colaboradores los dispositivos más modernos, tanto para que los utilicen para trabajar como en su vida privada. Y hasta hay organizaciones que invitan a llevar al trabajo sus propios dispositivos (Bring your own device) de modo que cada uno se sienta a gusto al usarlos.

 

2. Analíticos aplicados a la Gestión de los RR.HH.

En la medida que Recursos Humanos cuente con toda la información de sus colaboradores en un solo sistema de gestión, podrá conocer y comprender mejor a su gente y a la compañía, y por lo tanto entenderá las ventajas competitivas que los diferencian en el mercado. De ese solo sistema se podrá extraer información de diferentes lugares, lo que permitirá contar con una visión general más estratégica de los individuos y del todo, de la dinámica e interacción de los equipos. Así, por ejemplo, se puede medir el “riesgo de salida” de alguien, entre muchas otras cosas. Con indicadores de Business Intelligence se puede determinar quién es “top performer” y futura “estrella”, es decir, se puede detectar sencillamente a los “top talent” y armar estrategias de RR.HH. para conservarlos. Según estudios realizados, un (1) colaborador comprometido equivale en eficiencia y productividad a tres (3) empleados promedio.

3. Integración de vida laboral y privada

En los últimos tiempos –una tendencia que comenzó a observarse, especialmente, desde los comienzos del nuevo siglo-, en lo que se refiere a tendencias en Gestión de RR.HH., se considera que la vida de una persona es un “todo”, lo personal influye en lo laboral y viceversa. Hoy ya no se pueden separar los dos mundos. Hay que integrar. El hombre actual ha aprendido a convivir con el hecho de estar disponible para su trabajo durante 24 horas por 7 días de la semana. Y para esta nueva forma de vida que se plantea a nivel global, la TECNOLOGÍA es fundamental, de hecho es la que nos permite estar alerta a las novedades de la sociedad, el mundo y el trabajo en tiempo real, y a la vez, permanentemente interrelacionados con diferentes ambientes y grupos de personas. Y esto creció en forma exponencial en los últimos años, con teléfonos inteligentes súper potentes, con muchas capacidades y al alcance de todos.

4. RR.HH. e IT trabajando juntos

En el siglo XX, cuando las empresas comenzaron a informatizarse, a adoptar tecnologías más sofisticadas para solucionar tanto los problemas de su propio sector como administrativos y financieros en general, todas y cada una de las áreas dependientes del sector de Tecnología. Cuando surgía una dificultad tecnológica, los únicos que podían resolver el tema era la gente del área de IT de la organización. En la actualidad, los sistemas se han vuelto mucho más amigables, soluciones de fácil administración e, incluso, autogestionables en muchos aspectos. Esto hizo que el área de Tecnología pudiera centrarse en temas más estratégicos y no tanto operativos, y lo mismo sucedió con el de Recursos Humanos. Hoy en día, Recursos Humanos y Tecnología son socios de negocios en la compañía, se complementan en conocimientos y habilidades en pos de una mayor eficiencia general y mayor productividad de la empresa.

5. Gestionar los Free Lancers

Los investigadores enuncian que en 2020 el 50% de la fuerza laboral va a ser “free lance”, esto es, gente que trabaja por su cuenta a la que se contrata en forma permanente o por proyectos. Esta modalidad de trabajo no es nueva para las organizaciones pero antes era un mínimo porcentaje del total de colaboradores. Ahora será la mitad, y hay que saber administrarlos, hay que prestar mucha atención a sus particularidades. Las compañías deben estar preparadas para gestionarlos, incorporándolos en los procesos organizacionales, incluirlos en la concepción de la nueva Cultura Organizacional.

0

Comentarios

Publicar un comentario

Juan Pablo Quintana

Gerente de Preventas

+ 54 11 2658 4184

My week on Twitter 🎉: 2 Mentions, 20.3K Mention Reach, 2 Likes, 2 New Followers. See yours with…https://t.co/vq7H3Z5ykEE